Novedades

CCARI

Declaración del Congreso de la CC ARI de la Ciudad de Buenos Aires

25/07/2013

La realidad de nuestros días nos demuestra que nuestros principios, nuestras luchas y propuestas son las que necesitan la ciudad y el país. Son las que merece una nación que quiere salir del abismo y construir una nueva civilización en paz, con justicia, igualdad y libertad.

Hemos transitado más de 10 años de vida política a lo largo y a lo ancho del país. Hemos atravesado victorias y derrotas, y pese al intento del poder mafioso (en sus diferentes versiones) de borrarnos del escenario nacional y del de la Ciudad de Buenos Aires, hemos resistido, sosteniendo con la misma fuerza aquellas banderas que forjaron nuestro nacimiento.

Todos fuimos y somos responsables de los triunfos y de las derrotas. Así como no compartimos el hecho de que alguien en particular se arrogue los logros obtenidos, tampoco compartimos la opinión de muchos/as que pretenden cargar las culpas sobre otros/as, eludiendo sus propias responsabilidades. Somos un partido que ha madurado, y en consecuencia, venimos a hacernos cargo de nuestro presente y a redoblar los esfuerzos para construir el futuro que soñamos.

La realidad de nuestros días nos demuestra que nuestros principios, nuestras luchas y propuestas son las que necesitan la ciudad y el país. Son las que merece una nación que quiere salir del abismo y construir una nueva civilización en paz, con justicia, igualdad y libertad.

Hoy queda más que claro que la corrupción mata, que la violencia genera injusticia y la mentira impunidad. La masacre de Once y el encubrimiento (una vez más) del atentado a la AMIA nos ponen sobre la mesa las nefastas e inconmensurables consecuencias de tantos años de desidia y abandono. Tantos años de mentiras y complicidad.

Tanto el gobierno nacional como el de la Ciudad de Buenos Aires, pese al esfuerzo de sus millonarios publicistas, expresan las peores prácticas políticas: prepotencia, clientelismo, negocios espurios, acuerdos mafiosos, que sintetizan una realidad que debe ser desterrada de una buena vez.
Por eso, se torna imperioso insistir en la construcción de una alternativa política y de gestión que permita brindar las soluciones a las problemáticas cotidianas de todos/as los/as argentinos.

El país, y en particular la Ciudad de Buenos Aires, necesitan de un espacio político que privilegie los intereses de aquellas personas que menos tienen. Que privilegie la honradez, la verdad y la justicia. Que privilegie la educación, la salud, el trabajo y el acceso a una vivienda digna. Y para ello, es necesario sumar los esfuerzos de todas aquellas personas que compartan estos principios, vengan del lugar que vengan, sean del partido u organización social que sean, sin prejuicios o ataduras que nos impidan llevar adelante estos objetivos.

En este sentido, y en el marco de lo dispuesto por la Asamblea Nacional de la Coalición Cívica- ARI, estamos convencidos de la necesidad de ampliar nuestros márgenes de diálogo y encuentro, convocando a otras organizaciones y referentes partidarios y sociales para intercambiar ideas y miradas y así enriquecer nuestras propuestas.

Organizaciones y referentes que compartan estos principios, pero que puedan dar testimonio de ello con sus prácticas, sus conductas. No faltan en el país quienes dicen defender nuestras mismas banderas, pero cuando se apagan las luces de las cámaras son los/as primeros/as en traicionar hasta a sus propios/as compañeros/as.

Por ello el Congreso de CCARI Ciudad de Buenos Aires autoriza a la Mesa Ejecutiva de la Ciudad de Buenos Aires a iniciar el diálogo con otras fuerzas políticas y sociales, bajo los lineamientos definidos por este cuerpo colectivo, y con el objetivo de aunar voluntades para continuar en el sendero hacia una Ciudad próspera, hacia una República de Iguales, respondiendo al reclamo de la ciudadanía que hoy no tiene voz y no es escuchada, ad referendum de este Congreso.

Buenos Aires, 28 de febrero de 2013

Facundo CajénDeclaración del Congreso de la CC ARI de la Ciudad de Buenos Aires