Novedades

CCARI

La Legislatura porteña convirtió en ley el proyecto que sanciona el cyberbullying y la pornovenganza mediante el uso de dispositivos electrónicos

13/12/2018

Buenos Aires, jueves 13 de diciembre de 2018.

La Legislatura porteña convirtió en ley el proyecto que sanciona el cyberbullying y la pornovenganza mediante el uso de dispositivos electrónicos, surgido de la propuesta elaborada por el diputado de la Coalición Cívica ARI Hernán Reyes.


La iniciativa incluye una contravención que sanciona la difusión ilegítima de contenido íntimo. Esto es, la difusión de fotos y videos sin permiso de quien aparece en ellas para generarle un daño a su reputación o con el fin de humillarlo. Esta acción se conoce como pornovenganza porque es una práctica muy común en ex parejas que obtuvieron en la relación de confianza, contenido íntimo o sexual y después de una separación deciden difundirlo a modo de venganza.

“Creemos que de este modo estamos brindando una defensa a cientos de personas que han sido víctimas de este tipo de agresión mediante la difusión de contenido obtenidos en la intimidad, sin su consentimiento”, explicó Reyes. “Particularmente sancionamos de forma agravada a aquellos que obtienen el contenido a través de mecanismos de engaño como son las identidades falsas”, añadió.

“Hay que tener en cuenta que con el internet, las consecuencias de estas acciones son impredecibles debido a la viralización de estas imágenes. Internet trae consigo muchas oportunidades, pero también muchos riesgos, que sumado a la difusión masiva, termina afectando a la persona de manera muy significativa”, dijo el legislador de la CC ARI.

La iniciativa convertida en ley esta tarde modifica el artículo 5º del Código de Contravenciones de la Ciudad sobre identidad digital de las personas, a través de la aplicación de sanciones al hostigamiento realizado a través del uso de dispositivos electrónicos, a la difusión de imágenes o grabaciones íntimas y a la suplantación digital de la identidad.

“Existen tratados Internacionales cercanos a la protección jurídica de la identidad a los que la República Argentina suscribe. Por un lado, la Convención Americana de Derechos Humanos expresa que ´toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral´refiriendo puntualmente en su capítulo 11 sobre la protección de la honra y la dignidad de las personas. Por otro lado, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos promulga entre sus consideraciones que la identidad de una persona ´comprende dimensiones biológicas, psicológicas, sociales, culturales y espirituales´”, explica Reyes en su iniciativa.

“El proyecto parte de considerar al acoso informático como una de las principales desventajas del mundo virtual, situación que puede llegar a constituir un hecho traumático para la víctima y en muchos casos irreversible, sujeta al nivel de tolerancia que cada individuo establezca a partir de sus recursos disponibles o el grado de madurez. Esto último es fundamental partiendo del conocimiento de que son los menores de edad quienes mayores riesgos corren ante estos abusos que adultos realizan a través de las plataformas digitales”, agrega.

Facundo CajénLa Legislatura porteña convirtió en ley el proyecto que sanciona el cyberbullying y la pornovenganza mediante el uso de dispositivos electrónicos